AUTOMOCIÓN

Una industria que se revoluciona a sí misma en un nuevo ecosistema conectado

La carrera por alcanzar la masa crítica, que es en la actualidad el tema favorito de los fabricantes de automóviles, supone una estandarización de las plataformas y un incremento del ritmo de las inversiones industriales y comerciales en los países emergentes. Sin embargo, esto no debe ocultar los problemas estructurales que estas empresas deben afrontar en sus mercados tradicionales:

  • Sobre-capacidad de producción en las fábricas que luchan por alcanzar la competitividad esperada
  • Costosas instalaciones de distribución que aún se apoyan esencialmente en redes físicas
  • Estrechamiento de márgenes en todas las actividades, tradicionalmente en vehículos nuevos, pero ahora también en el mercado de postventa

Es una guerra de retaguardia para una industria de la automoción que debe afrontar el hecho de que su modelo económico está siendo seriamente cuestionado en toda su cadena de valor. En vísperas de una profunda transformación del automóvil como objeto y como su utilidad, la salvación del sector descansa en su capacidad para conducir la ola de las vanguardistas innovaciones tecnológicas desarrolladas actualmente. En este contexto, existen dos grandes desafíos:


  • Desarrollar soluciones de motorización eficaces y económicamente viables que abandonen gradualmente la combustión interna: vehículos híbridos, baterías recargables, y pilas de combustible.
  • Promover, desde ahora, nuevos usos asociados al vehículo conectado, acompañados de servicios de asistencia y aprobación, y, en un futuro más lejano, el vehículo autónomo.

Este segundo desafío supone el desarrollo de infraestructuras para recopilar y procesar, parcialmente en tiempo real, flujos masivos de datos procedentes del vehículo y su entorno.

Este hecho empuja a los fabricantes tradicionales a ensanchar su ecosistema para abrirlo a nuevos tipos de actores provenientes del mundo de las tecnologías – IT, telecomunicaciones y proveedores de internet. La industria del automóvil gana peso de esta forma en la economía de los servicios, abriendo la vía a la creación de un número infinito de aplicaciones y la diversificación de los modelos económicos. Como consecuencia, está acelerando el fenómeno de la evolución radical de la relación que el consumidor tiene con el vehículo.

A corto plazo, uno de cada cinco vehículos en circulación estará conectado

El mercado de los servicios representa de esta manera una enorme oportunidad para nuevos actores. Pero los fabricantes tradicionales deben hacer grandes esfuerzos para adaptarse, a riesgo de perder capacidad de influencia en sus clientes. Hoy en día, la mitad de los consumidores de la “Generación Y” ya no desean poseer su propio automóvil. Los protagonistas del mañana serán por tanto “proveedores globales de servicios de movilidad” que captarán y darán servicio, en tiempo real, a las expectativas de un servicio personalizado del “homo automobilis” del mañana.

La rama de servicios de consultoría de Keyrus, Keyrus Management, posee experiencia específica en este sector. Con el objetivo de capitalizarla, Keyrus enfoca todos estos retos y cuestiones utilizando su “know-how” alrededor de los mundos del Data y el Digital, y un profundo conocimiento del sector de la industria de la automoción, y, en particular, de su modelo de distribución.

Ayudar con la transformación digital de la distribución en la automoción

  • Implantación de sistemas de comercialización multi-canal
  • Mejora en la eficacia de los equipos comerciales
  • Desarrollo de prácticas y enfoques comerciales, para los mercados mayorista y minorista

Diseñar sistemas para comprender al cliente digital e interactuar con él

  • Rendimiento de las organizaciones de marketing y comunicación digital
  • Implantación de arquitecturas de visión 360º del cliente
  • Desarrollo de plataformas web y móvil

Implantar herramientas de BI y gestión del rendimiento para todas las actividades

  • Monitorización de indicadores de rendimiento para proyectos de vehículos
  • Gestión de la relación con el cliente en el concesionario
  • Motorización de catálogos de repuestos y de servicios de postventa
  • Creación e implantación de soluciones Business Intelligence, e integración de requisitos de Basilea II para las actividades de financiación de automóviles

REFERENCIAS

  • American car manufacturer

    Reorganización del departamento de marketing y comunicación, definición de la estructura de la organización, revisión de las habilidades necesarias para la evolución de las funciones de la empresa hacia los canales digitales, establecimiento de procesos de coordinación y rutinas a nivel interno y con las agencias.

  • International car manufacturer

    Mejorar las oportunidades comerciales a través del conocimiento del cliente, la identificación de los datos importantes del cliente para recopilar, el registro maestro de clientes, definiendo el plan de clasificación de cliente multicanal.

  • Volkswagen Financial Services

    Implantación de un sistema de Business Intelligence (BI), con el fin de proporcionar a los usuarios los indicadores básicos de negocio para analizar el comportamiento de los diferentes sectores comerciales, reemplazando los procesos manuales con los automatizados.